Seguidores

sábado, 23 de mayo de 2015

Tus miradas





Hay una honda extraña,

que agita mis sentidos

al cruzar tus miradas,

y su elocuencia visual

en su vasto esplendor,

se funde por el aire

jalando con el amor,

tus ojos son el equilibrio,

una fuente inagotable

de riqueza emocional,

y el placer de asistir

al roce de la adoración,

y al aura inasible

de dos soles ilustrados,

reflejando en el rostro

la sensación de su llama,

que quema la piel

en la playa del amor,

donde tiempo y espacio

funden su magia

y en fuego se deshojan.




Copyright © Ricardo Miñana
Todos los derechos reservados.
Tus miradas
(c)
ricardo miñana catala 
 





martes, 5 de mayo de 2015

Corazón extraño




Lo nuestro fue extraño,

intenso de otro tiempo,

fuimos una blanca luz

desde la oscuridad,

que extravió su rumbo,

hoy solo queda el polvo

que levanta el viento.



Fue como una melodía

que sobrevolaba cielos,

y fundidos con ella,

ya no había diferencia

entre oído y sonido,

y al final de mi camino,

tan solo recuerdos

en un mundo silencioso,

y mi corazón extraño

perdido por el tiempo.



Aprendí que las derrotas

nos hacen fuertes,

encontrarme conmigo,

y escuchar las respuestas

que dictan los sentidos,

justo para el equilibrio,

y en una sola imagen

fundir tiempo y espacio.



Y no importa el camino 

se hace nuevo al andar,

tan solo cambian 

los paisajes de otra época,

y el vacío que transmite,

genera hondas extrañas

que agitan los ánimos,

y si peleo con el pasado

el presente se me vuela.





Copyright © Ricardo Miñana
Todos los derechos reservados.

Corazón extraño
(c)
ricardo miñana catala 
 

lunes, 27 de abril de 2015

Génesis




En aquellos tiempos

solo oscuridad y silencio,

y entre su infinito vacío

acechaba la incertidumbre,

la negrura era pujante,

y como un ópalo inmenso

se inflamó y estalló,

el vasto espacio se iluminó,

supurando polvo y fuego.



Un cielo tallado en sombras

se mueve en espiral,

todo lo que tiene principio

llegará a su final,

o tal vez se extienda eterno

hasta lo inefable

en su rastro imperceptible,

que derrama murmullos

desde sus constelaciones,

su faz es el reloj de las horas

que suenan funestas.




Copyright © Ricardo Miñana
Todos los derechos reservados.
Génesis
(c)
ricardo miñana catala 
 



miércoles, 22 de abril de 2015

Amante (poem 2)




Desnudas tu piel indemne,
y el deseo se desborda
por el paisaje de tu figura,
el aroma que difundes
pulula y perturba,
tensando el ambiente
con tus labios parejos,
y tus curvas impetuosas
tan tiernas y hermosas,
son un tumulto de llamas,
y el ambiente caldeas
en brote de fausto sosiego,
y por el vasto esplendor
contagia la fiebre del celo,
saturados de emociones
que revuelan entre ondas,
y como brisas risueñas
penetran, giran y cantan,
cuando la zagala clama,
mientras vibra y suena
un gemido ahogado,
el júbilo nos escalda
en un desplome de polvo.



Copyright © Ricardo Miñana
Todos los derechos reservados.
Amante (poem 2)
(c)
RICARDO MIÑANA CATALA 
 


domingo, 12 de abril de 2015

Monólogos Poem 4 - Apocalipsis




El cielo amanece oscuro
y todo parece extraño,
apenas la tibia luz del sol
se refleja en el ámbar,
nunca fue tan hondo el vacío
por estas difuntas calles,
la intensidad del misterio
brota en todas partes,
y tan largo interrogante
envuelve el enigma.


En la espiral del tiempo
se acuna el ocaso,
el destino viaja a la deriva,
prendido en la lengua
de los ruiseñores,
que se visten de sentencias,
y nadie puede escapar
más allá de la realidad.


Por horizontes de locura
solo habita la nostalgia,
y el grito aterrador del viento
con su melodioso aullido,
donde la brisa de recuerdos,
bucea abriendo senderos
por la diadema de los sueños,
que se alejan por el infinito
de un destino para olvidar.


Duele recordar todavía
aquellos tiempos,
cuando la vida
trazaba su órbita estelar,
mostrando su prodigio
por un espacio 
lleno de magia, luz y color.


Su vínculo y desenlace
por los cielos se desvela,
los ángeles asisten 
al aterrador espectáculo,
el calentamiento global
sin remedio se propaga,
todos los semblantes
impugnando la devastación,
y a los cuatro vientos
el grito puesto en el cielo,
¡cánticos solemnes!
a orillas del fin del mundo,
se marchita la flor
que acunaba la esperanza,
la tierra vagará sin vida
por el vasto vacío….
hacia su olvido eterno.



Copyright © Ricardo Miñana
Reservados todos los derechos.
Monólogos (Poem 4 - Apocalipsis) - 
(c) - 
RICARDO MIÑANA CATALA 

http://coleccionandolomejor.blogspot.com.es/2012/03/pensamientos.html

.

.

Back to TOP